Brassia

Las orquídeas son las plantas más hermosas que podemos encontrar en la naturaleza y que podemos cultivar en nuestro hogar, por eso son las preferidas de muchas personas.

Uno de los géneros más fascinantes de las orquídeas es la brassia, ya que es muy hermosa pero extraña al mismo tiempo, debido a la forma que tienen sus flores. Como es una planta muy particular tiende a atraer la atención de todos y es muy ornamental.

Características de la orquídea Brassia

Características de la orquídea Brassia

¿Cómo es la orquídea brassia? Es una planta que se caracteriza por tener unos tepalos que son largos y estrechos, por este motivo también recibe el nombre de orquídea araña.

El género brassia tiene especies que son originarias de zonas tropicales de América Central, América del Sur y también de la India Occidental. Entre algunas de las especies más populares se encuentra la orquídea brassia verrucosa, cuyo origen es de América.

Es una orquídea epífita, que tiene pseudobulbos alargados y ovalados que pueden alcanzar grandes dimensiones. De estos pseudobulbos salen las hojas y los tallos florales, donde posteriormente se desarrollan sus hermosas flores.

Sus flores pueden ser de hasta 45 cm y se caracterizan por ser perfumadas y tener forma de araña porque es su método de polinización. Debido a que las avispas cazan arañas, se ven atraídas por la forma de la flor y al acercarse quedan impregnadas de polen que al pasar a otra flor hacen que ocurra la polinización.

Cuidados de la orquídea Brassia

Cuidados de la orquídea Brassia

Si quieres saber cómo cuidar la orquídea brassia sólo necesitas seguir las especificaciones necesarias para que este género de planta pueda crecer y desarrollarse.

Riego

Es importante saber cómo regar una orquídea brassia para que la planta pueda obtener todos los nutrientes que necesita, pero al mismo tiempo hay que prestar mucha atención para que su tierra no quede muy húmeda porque no lo soporta.

De manera que la recomendación es sumergir la maceta donde está la brassia en agua desmineralizada hasta que la tierra haya quedado bien saturada de agua. Esto se debe hacer preferiblemente en el horario de la mañana, y se debe repetir solo cuando se observe que el sustrato está seco.

Temperatura

Debido a que la brassia es una orquídea tropical, su temperatura óptima está entre los 22-24°C durante el día, y entre 12-15°C durante la noche.

Al ser una orquídea epífita, disfruta mucho del aire fresco por lo que debes asegurarte que haya una buena ventilación en el lugar donde coloques a tu planta.

Iluminación

La brassia es una planta que necesita de mucha luz para poder crecer y desarrollarse ya que esto es así en su hábitat natural, por lo que es importante que consideres este factor cuando estés decidiendo dónde vas a ubicar a la planta.

Puedes colocar a la brassia en la parte externa de la casa, pero sólo durante las primeras horas de la mañana, ya que no puede recibir el sol directo durante las horas más calientes.

El lugar más óptimo donde puedes ubicar a la brassia es en una ventana que esté expuesta hacia el este o el oeste, para que pueda recibir una buena iluminación.

Un buen indicador acerca de la cantidad de luz que recibe la planta son las hojas, ya que si son de un color verde oscuro significa que no está recibiendo suficiente luz, y si son de un color verde rojizo entonces la luz es excesiva. Si las hojas son de un color verde claro quiere decir que la iluminación es perfecta.

Floración de la orquídea Brassia

Floración de la orquídea brassia

La floración de la brassia ocurre una vez al año, generalmente en la primavera y en verano comienza a formar sus botones florales, luego de que haya transcurrido la etapa de crecimiento y desarrollo. Los tallos que nacen de los pseudobulbos son en los que se producen las flores.

Cuando la brassia está en su época de floración es necesario que reciba mucha iluminación, por lo que puede recibir el sol directo durante las horas de la mañana, pero en las noches debe estar a temperaturas aproximadas a los 10°C para que así la floración sea más prolongada.

Es probable que no florezca si se ha realizado un trasplante recientemente, o también porque no ha recibido la luz suficiente, por eso es importante ubicarla cerca de la luz directa del sol para que se produzcan sus bellas flores.

Durante la época de crecimiento es recomendable tener a la brassia en temperaturas un poco más altas. Una vez que las hojas se hayan desarrollado bien, entonces se puede someter a saltos de temperatura entre noche y día para así favorecer la floración. Esto se puede hacer por dos semanas aproximadamente, teniendo cuidado de no sobreexponer a la planta a una luz directa del sol.

Trasplantar la orquídea brassia

trasplante de orquídea brassia

El trasplante de la brassia se debe hacer únicamente cuando sea estrictamente necesario, es decir, cuando la maceta ya sea muy pequeña para la planta o si se observa que el sustrato está deteriorado.

Esto se debe hacer así porque no es bueno manipular a la orquídea con frecuencia ya que puede afectar su floración.

Antes de comenzar el trasplante se debe preparar con antelación el sustrato a utilizar, el cual debe ser uno que garantice un buen drenaje y una buena circulación de aire a las raíces. Una buena idea es dejar en remojo el sustrato unos días antes de hacer el trasplante para que se puedan eliminar las impurezas y el polvo.

Para proceder al trasplante se deben humedecer las raíces para que sean más fáciles de manipular y se evite que ocurran roturas o quiebres en las mismas.

Luego, debes eliminar todo el sustrato viejo de las raíces con mucho cuidado. Puedes aprovechar este momento para eliminar las raíces que estén dañadas o secas. Recuerda que debes utilizar unas tijeras bien afiladas y desinfectadas para este procedimiento.

Coloca la planta en su nueva maceta con su nuevo sustrato, y espera unos días antes de volver a regarla para que los cortes puedan cicatrizar bien.

Deja un comentario