Orquídea epidendrum

Las orquídeas epidendrum son muy populares por la hermosa forma que tienen sus flores, razón por las que las plantas que pertenecen a este género son comúnmente denominadas orquídeas estrellas.

A pesar de que es una planta que pueda tener un pequeño grado de dificultad mayor que las otras orquídeas que son más fáciles de cultivar, la orquídea epidendrum también es la preferida de muchos jardineros y es muy utilizada en los arreglos ornamentales por su gran belleza.

Características de la orquídea epidendrum

Características de la orquídea epidendrum

La orquídea epidendrum también recibe el nombre común de orquídeas estrella, y las diferentes especies pueden encontrarse en América desde la Florida hasta el Norte de Argentina.

Es un género muy vasto que comprende aproximadamente más de 1000 especies que son en su mayoría epifitas, de hecho, por eso es que este género recibe ese nombre ya que «epi» significa «sobre» y «denron» significa «árbol», haciendo referencia a su hábito.

Una de las características de este género de orquídeas es que produce grandes inflorescencias que pueden tener hasta una docena de flores perfumadas y hermosas.

Especies del género de orquídea epidendrum

Especies del género de orquídea epidendrum

El género de orquídea epidendrum es uno de los más hermosos que existe en el mundo, y de acuerdo a los estudios que se han realizado se han descubierto más de 1000 especies dentro de la familia epidendrum.

La mayoría de las orquídeas que pertenecen a este género son epifitas, aunque hay algunas que son terrestres.

De manera que existen muchas variedades de orquídea epidendrum que se pueden cultivar en nuestro hogar, por lo que si este género es uno de tus favoritos entonces puedes tener varias especies que le den un toque de naturaleza a cualquier estancia de tu casa.

Epidendrum ibaguense

La orquídea epidendrum ibaguense también es conocida como orquídea caña, flores estrella, orquídea estrella, orquídea estrella de darwin o flor crucifijo.

Esta hermosa planta tiene su origen en las regiones tropicales de Venezuela, Brasil, Colombia, Surinam y Trinidad y Tobago.

Entre sus características principales está que puede crecer con facilidad en cualquier ambiente, y tiene la particularidad de que se adapta a las condiciones climáticas, por lo que puede soportar el sol directo e incluso las temperaturas bajas.

Sus flores son muy hermosas, y se pueden apreciar en diferentes colores como tonos amarillos, rojos, blanco, naranja y lavanda.

Epidendrum ciliare

La orquídeas epidendrum ciliare es otra de las especies que pertenecen al género de orquídeas epidendrum y se caracteriza por tener unas flores grandes y vistosas, por lo que también recibe el nombre de orquídea pestañas de dama.

Es una especie epífita que se encuentra mayormente en los bosques deciduos de las regiones de las zonas pacíficas y norcentral de América Central y América del Sur.

Epidendrum radicans

La orquídeas epidendrum radicans es una de las especies del género epidendrum que es originaria de zonas tropicales y que también recibe del nombre de estrella de fuego o arco iris por causa de su forma.

Es una de las especies de orquídeas tropicales más conocidas en América Central y es muy utilizada de manera ornamental ya que tiene unas flores hermosas y una gran resistencia a las condiciones ambientales.

Al ser una orquídea terrestre puede crecer en sustratos que le proporcionen las condiciones ideales para desarrollarse, como aquellos que son ricos en hojarasca, en rocas y en troncos caídos, de manera que recibe una exposición solar total ya que en su hábitat natural no hay una vegetación numerosa.

Cuidados de la orquídea epidendrum

Cuidados de la orquídea epidendrum

Al igual que la mayoría de las orquídeas, la epidendrum necesita de ciertos cuidados básicos y específicos para que pueda crecer y desarrollarse, y puedas ver sus hermosas flores.

Riego

El riego es uno de los factores más importantes cuando se trata de los cuidados de la orquídea epidendrum, ya que esta planta prefiere tener las raíces secas antes de que vuelvas a regarlas.

Esto significa que la frecuencia de riego de la epidendrum debe ser de 7-10 días, y siempre debes prestar mucha atención al sustrato antes de proceder con el riego para determinar si ya está seco y necesita agua.

En la época de verano, el riego puede ser un poco más frecuente, unas 2 veces por semana si es necesario y dependiendo de las condiciones de humedad, mientras que en el invierno la frecuencia de riego se puede espaciar un poco más.

Luz

Una de las características de la orquídea epidendrum es que le gusta mucho la luz, y de hecho hay algunas especies que toleran muy bien el recibir la luz directa del sol.

Si no tienes muy claro la especie de epidendrum que tienes en tu hogar, lo más recomendable es que la ubiques cerca de una ventana donde reciba la luz del sol por las mañanas.

Para evaluar si la planta está recibiendo la cantidad de luz necesaria debes fijarte en las hojas, ya que deben tener un color verde medio. Si tienen un color muy oscuro no están recibiendo la suficiente luz y si es verde-rojizo entonces reciben demasiada luz.

Temperatura

La temperatura óptima en la cual la orquídea epidendrum se desarrolla está entre los 17-25°C durante el día, y entre los 12-15°C durante la noche. Es una planta a la que le sienta muy bien los cambios de temperatura durante el día y la noche, ya que esto la ayuda a florecer.

Trasplante y reproducción de la orquídea epidendrum

Trasplante y reproducción de la orquídea epidendrum

El trasplante de la orquídea epidendrum es algo que debe hacerse una vez cada dos años, para así eliminar el sustrato viejo y permitir que la planta pueda continuar desarrollándose de manera óptima.

Debes utilizar un sustrato que permita una buena circulación de aire y drenaje para que las raíces de la planta no se pudran. Puedes comprar un sustrato para orquídeas o preparar uno por tu cuenta que esté compuesto de corteza de pino, poliestireno y un poco de esfagno.

Durante el trasplante puedes hacer la multiplicación de la planta si quieres tener más orquídeas. Esto lo puedes hacer al dividir las plantas más grandes, o también al repicar las nuevas plantas que se forman en los tallos, y una vez que tengan las raíces bien formadas las puedes plantar.

Deja un comentario